Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago

pero aún más la calidad de los alimentos que consumimos. hay una expresión que me obsequió una amiga de méxico bastante sabia que reza: “que tu alimento sea tu medicina”. cuando se habla de calidad, se debe tomar en consideración la afición de muchas personas por la comida “chatarra” que produce una obesidad poco estética, y, por supuesto, peligrosamente aliada a todo lo que esté en contra de la salud: enfermedades y muerte. de allí, una opción es el vegetarianismo: doctrina y práctica de quienes de forma racional renuncian a convertir sus cuerpos en los cementerios de sus hermanos animales.

"Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago"

el descubrimiento de américa fue una bendición para europa. las letras españolas de esa época abundan en consejas y narraciones acerca de lo dura y sacrificada que era la vida del común de los mortales; el lazarillo de tormes, de autor desconocido, publicada en 1554, describe las tribulaciones de un joven de extracción popular, arquetipo del ganapanes sin fortuna ni talento. también cervantes describe a su héroe y a su rocín, como de escuálida contextura, consecuencia de las severas limitaciones materiales. con la incorporación de alimentos americanos a la dieta europea, el hambre y las escaseces son superados y la nutrición adecuada hace posible la explosión demográfica que tiene lugar en los siglos posteriores al descubrimiento. abrazos bien nutridos colegas.

"Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago"

el que nos da mi paisano migel de cervantes.pero estamos en la era del consumismo yanqui y olvidamos viejas recetas del buen yantar, la dieta mediterranea es una de ellas.¡que lastima!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *