Cuando amamos queremos que nuestros defectos queden ocultos, no por vanidad, sino para que no padezca el objeto

estoy de acuerdo en que deseamos que nuestros defectos queden ocultos y en que no es por vanidad, aunque difiero de la causa; pienso que se debe en realidad a que tememos que si la persona objeto de nuestros afectos descubre lo que consideramos como defectos no nos amará. intentamos mostrar así nuestras mejores facetas sin darnos cuenta de que en algún momento mostraremos nuestra real personalidad y si esta no es del tipo que nuestr@ persona amad@ requiere o prefiere, igual sufrirá una decepción que mientras pase el tiempo será mayor. saludos a quienes me ilustran, nena morena.

"Cuando amamos queremos que nuestros defectos queden ocultos, no por vanidad, sino para que no padezca el objeto"

ocultar algo, en especial nuestros defectos es una utopia porque mas temprano que tarde seremos descubiertos y el costo de mentir es mayor que el beneficio que logramos mientras nos descubrian, la mentira no se perdona porque implica una perdida de confianza total.

"Cuando amamos queremos que nuestros defectos queden ocultos, no por vanidad, sino para que no padezca el objeto"

por ello solo se cuentan en lo posible cosas agradables y que sabemos es lo que quiere escuchar la otra persona. también, a medida que se va descubriendo que hay cosas ocultas que fracturarían o acabarían con la nueva relación, entonces se callan o "protegen" con las clicheadas "mentiras blancas." a veces ese recurso es una medida desesperada para no perder "al amor de su vida", según se cree en el momento. en estos casos pocos proceden de manera digna y honorable, es decir, contar y reconocer a tiempo lo que el futuro o la realidad infalible se encargará de mostrar tarde o temprano, es que se prefiere una doble vida y se piensa que "la carga se arreglará en el camino"; por ahora lo que importa es comprometer más a la otra persona conmigo, se dicen...¿pero es digno? alguién honorable valorará y quizá esta verdad solo cerrará o abrirá puertas viejas como nuevas.v.h.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *