El hombre prudente es parco en el hablar pero activo en el obrar

esta frase toca mi ser. el hablar me puede más que el obrar y eso que ya tengo mis añitos. ser prudente es grandeza, pero obrar es disfrutar del don.

"El hombre prudente es parco en el hablar pero activo en el obrar"

mi admiración vaya para el hombre sobrio, moderado y de temple, ese que sabe de buenas obras, ya que sabe conservar y defender su orden interior haciéndole visiblemente bello, porque con esa belleza que irradia, le hace el bien a todos los demás...en éste hombre está la delicada hermosura de su obra al hacer propio lo verdadero y bueno de la belleza sensitiva y de su agradable presencia aunque no lo veamos...lo parco, la templanza como orden de la esencia varonil, no puede ocultarse, como no puede ocultarse el alma ni nada de lo que es la vida interior!..."ma"...

"El hombre prudente es parco en el hablar pero activo en el obrar"

el hombre sobrio siempre obra bien, ya que da más valor a los reales elementos humanos, porque tiene un corazón noble y bien templado lo que le permite tener ideas claras y propósitos mancomunados, éste ser humano sensible sabe lo que es vivir en fraternidad, abrazando siempre una buena obra para el mejoramiento de sus semejantes...su savia lo hace manejar de manera adecuada los recursos humanos y así se evita caer en los excesos como en las carencias, lo que le permite equilibrar la justa balanza de su ego, obrando para el bien común lo que lo hace hacer una cadena de unión justa!...¡una gran alegría saber que a retornado a frasedehoy señor osalazar, bienvenido sea, le extrañaba mucho!..."ma"...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *