La desgracia descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir

ya lo dijo san agustín ,para que exista la felicidad es necesario el contraste.si nos enfermamos nos damos cuenta de la felicidad que es la buena salud. al no existir el contraste,la buena salud pasa a ser una rutina desapercibida,como el reloj pulsera que tenemos que mirar para saber si lo tenemos puesto.se produce lo que en fisiología se llama el "proceso de habituación". nos puede dar envidia ver a alguien manejando un auto lujoso,y christopher reeves,quien personificó a superman,gastó una fortuna tratando de poder volver a caminar, a pie;dicha que en la prosperidad tal vez no percibió. tonypotosino de las desgracias también se aprenden buenas lecciones ocurre muy a menudo que la necesidad y el abatimiento obliga al ser humano en la mayoría de los casos a ser más diligente que de costumbre y por ende más creativo. cosa que no ocurre cuando poseemos todos los recursos a nuestra disposición, esta última condición muy por el contrario nos coloca en el plano de la inactividad o de escasa productividad de ideas y proyectos.

"La desgracia descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir"

"La desgracia descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir"

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *