La independencia, igual que el honor, es una isla rocosa sin playas

es muy cierto. una isla rocosa sin playas, no tiene acceso a que otros la visiten. nadie puede tocar, entrometerse, lacerar, romper, nuestra independecia y honor; es algo muy íntimo y escondido, la gran libertad de conciencia del ser.

"La independencia, igual que el honor, es una isla rocosa sin playas"

la independencia como el honor deberian ser como una isla rocosa sin playas, para que nadie se atreva a ser playa o en otras palabras nadie pueda invadirla, pero la realidad del mundo nos demuestra que hay paises e individuos que tocan playa, ocasionando grandes sufrimientos para el invadido.

"La independencia, igual que el honor, es una isla rocosa sin playas"

es casi infranqueable, pues es algo imposible desembarcar siquiera en bote sin sufrir las inclemencias de las olas que se precipitan en el irregular y lapidario roquerío. el que osa traspasar esa barrera arriesga generalmente la vida, aunque tendrá más opciones según el comportamiento de la marea y del viento. siguiendo con esta analogía napoleónica, para la mayoría su “independencia”, ya sea en pensamiento, propósito o conducta, es intranzarble; lo mismo con respecto al honor por algo particular. no obtante, aunque sabiendo que viene de napoleón la “frase” y por tanto comprensible por su carácter y los como él, creo que hay una diferencia de márgenes de tolerancia entre “independencia” y “honor” y que no siempre es sano cerrarse al razonamiento y a nuevos planteamientos al respecto. saludos kike y gracias. buen día a todititos. v.h.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *