La multitud obedece más a la necesidad que a la razón, y a los castigos más que al honor

gran verdad relacionada con lo amorfo de las masas sociales, las cuales responden a los instintos.

"La multitud obedece más a la necesidad que a la razón, y a los castigos más que al honor"

el rebaño o cardumen posee su propia lógica y conducta. los rasgos sicológicos del individuo como conductas reprimidas o inhibidas afloran a la superficie en ambientes donde el anonimato y la complicidad sumados potencian una sinergía emocional que raya en la sinrazón. la multitud de ignorantes se convierte en un monstruo de mil cabezas sin cerebro, lo que explica cómo, demagogos sin escrúpulos como hitler, mussolini, sadam hussein o los modernos regímenes de la "revolución castrocomunista y chavista" consiguen manipular a las masas ignorantes para conseguir no solo su aprobación, también su libertad, sus posesiones y dejarse conducir al matadero o enviar a sus hijos para sus inconfesables fines...una democracia maltrecha, tendrá que reanimarse y dar su último aliento para arrancar de raíz la mala simiente... abrazos colegas.

"La multitud obedece más a la necesidad que a la razón, y a los castigos más que al honor"

desgraciadamente la necesidad crea la impaciencia, la que termina en desesperación mucho antes de que la razón pueda enviarle alguna señal de ánimo, para decirle que no vea ese camino errado ni se le antoje mirarlo de un matiz negro...reconozcamos que cuando se precipita la desesperación por necesidad, muchos dan un paso muy bajo y tres atrás perdiendo toda racionalidad...¡que la razón siempre nos entregue la cordura, como una gran sentencia de respeto inviolable, para no arrojar fuego a nuestro propio corazón!...¡seamos siempre justo y razonables, ya que la equidad es el sostén del ser humano noble, ese que llama a ser un "ser humano nuevo"!..."ma"...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *