Las enemistades ocultas y silenciosas, son peores que las abiertas y declaradas

es muy puntual un dicho popular que hace referencia a esta frase " dios cuidame de mis amigos que de mis enemigos yo me encargo". no debemos ser muy sensibles a la lisonja porque detras de una sonrisa o un beso hace asechanza el mal. permaneced a la expectativa (no a la defensiva). porque el verdadero amigo es poco usual.

"Las enemistades ocultas y silenciosas, son peores que las abiertas y declaradas"

son las más peligrosas, tanto para el odiado, como para el que odia. por ejemplo si una persona se declara a sí misma como enemiga de otra, hay dos opciones, que el enemigo también se declare enemigo, o que el enemigo trate de hacerse amigo, sin embargo, si alguien es enemigo en secreto la amargura puede apoderarse de esa persona, además que esto refleja falta de carácter.

"Las enemistades ocultas y silenciosas, son peores que las abiertas y declaradas"

son las más peligrosas, tanto para el odiado, como para el que odia. por ejemplo si una persona se declara a sí misma como enemiga de otra, hay dos opciones, que el enemigo también se declare enemigo, o que el enemigo trate de hacerse amigo, sin embargo, si alguien es enemigo en secreto la amargura puede apoderarse de esa persona, además que esto refleja falta de carácter.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *