Leyes demasiado suaves nunca se obedecen; demasiado severas, nunca se ejecutan

las leyes están para ser obedecidas. por lo tanto, que no existan leyes suaves. en cambio, si se hacen leyes demasiado severas, no hay peligro, porque se van a obedecer y no se van a ejecutar en toda su severidad. el razonamiento es falso, porque sí se ejecutan en toda su severidad, y peligroso.

"Leyes demasiado suaves nunca se obedecen; demasiado severas, nunca se ejecutan"

quiso decir que para dar estatutos también se necesita mesura, equilibrio.

"Leyes demasiado suaves nunca se obedecen; demasiado severas, nunca se ejecutan"

quiso decir que para dar estatutos también se necesita mesura, equilibrio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *