Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro

puede que la envidia nazca de la desconfianza en sí mismo, sin embargo, existen motivos más poderosos. el envidioso por lo general es una suerte de individuo frustrado que nunca se decidió a desarrollar sus potencialidades, por tanto es un irresponsable consigo mismo y en lugar de emular prefiere envidiar. confianza, responsabilidad, perseverancia, autodeterminación son sinónimos de aceptación y valoración de las virtudes ajenas. no seamos resentidos ante el esfuerzo realizado por nuestro prójimo para cultivar nobles virtudes, en su lugar seamos fieles émulos de quienes triunfan con esfuerzo y decisión. pedir a un envidioso que emule a un talentoso es como exigir a un indeciso que desista de deshojar margaritas. bestia666 palabras, sólo palabras ... confianza y virtud, dos muestras de que los asnos se soban entre sí. nadie podrá nunca basarse en estos dos conceptos para cacarear sobre eso que los gregarios llaman moral. perdón, pero no soy experto en idioteces. conciliador ya lo han dicho casi todo... de nuevo tony deja un comentario, del cual queda poco por agregar... (por mi parte). lo felicito por ser tan acertado y certero en sus opiniones. esta frase en verdad uno lo ve a menudo en la calle y ahora le encuentro una verdadera explicacion gracias a nuestro compañero... caromerob las generalizacones son malas nadie, todos, ninguno son generalizaciones además de absurdas, ofensivas. en principio es imposible saber lo que piensan todos y además atribuírles a todos una actitud o una conducta tan mala como la envidia es ofensivo. me atrevería a proponer que sería mejor decir: "quien no confía en sí, envidia la virtud del otro"

"Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro"

"Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro"

muy cierto, la confianza en si mísmo es la mayor virtud posible-entendiendose por virtud un valor mental-y por tanto la confianza es el resultado de una introspección racional del ser interior. es la envidia así una mediocridad psicológica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *