Nunca sabréis quiénes son vuestros amigos hasta que caigáis en desgracia

parece mentira, pero cuando mas necesitamos estamos es cuando abandonan, cuando mas queremos hablar se unen al silencio, cuando mas llegamos a querer, sencillamente se voltean a un lado, cuando queremos compartir un deseo, se esfuman del pensamiento, cuando queremos llorar nos cambian de hombro, cuando queremos escuchar un consuelo, se hacen los sordos; solo podemos probar a nuestros amigos cuando caemos en desgracia porque allí sabremos quien es nuestro amigo/enemigo oculto en el corazón; paola paoladesireec un ejemplo que no he podido olvidar! hace unos cuantos meses, estaba trabajando con una profesora de la universidad, me esmeraba por ayudarla, resolver lo que estuviera a mi alcance, faltaba a mis citas por estar con ella, le invertía todo mi tiempo, le di mi confianza, guardo sus conversaciones y las charlas personales, lo peor!, la quiero como una madre, una hermana, una amiga, etc y para que? deje de faltar una semana, y me envió un correo en donde me decía que ya no le servia, que no le hacía falta y que volviera mas; a veces sabes quien no te aprecia hasta que hacen soltar unas cuantas lagrimas! paola capecape psss hombre, pues la frase es buena, pero es poco más que un refrán. no es una frase que me sorprenda. sinceramente, esto es algo que mi madre me ha dicho durante años sin necesidad de ser napoleón bonaparte. saludos.

"Nunca sabréis quiénes son vuestros amigos hasta que caigáis en desgracia"

"Nunca sabréis quiénes son vuestros amigos hasta que caigáis en desgracia"

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *