Quien no duda de sí mismo es indigno, porque confía ciegamente en su capacidad y peca de orgullo

quien no es capaz de cuestionarse acerca de sí mismo y sus limitaciones, por un lado tiene miedo a descubrir no ser lo que cree y por otro se limita a poder superarse en aquello que detecta esta mal.

"Quien no duda de sí mismo es indigno, porque confía ciegamente en su capacidad y peca de orgullo"

evidentemente la acción de dudar de todo (de sí mismo, de los paradigmas, en fin...) demuestra la capacidad básica y esencial de un ser racional, y esto es lo q nos separa del resto de los seres irracionales o animales. quien no duda de sí mismo es un orgulloso, ya q aún los mejores han sido derribados por sí mismos o por hombres enanos. al fin, que paulo coelho es un genio de lo evidente.

"Quien no duda de sí mismo es indigno, porque confía ciegamente en su capacidad y peca de orgullo"

parece un axioma de la vida, pero el otro extremo es igualmente inconveniente pues algo de confianza en sí mismo ha de tenerse. si se dudara demasiado nunca se emprendería nada, lo demás es un problema de ética personal. por ello, me parece una frase muy buena para esos momentos de megalomanía. agrego sin embargo, que hay que aprender a dudar de si mismo en la correcta medida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *