Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches

¡me estoy quedando linyera!!!!

"Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches"

"todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo: un tiempo para nacer, y un tiempo para morir; un tiempo para plantar, y un tiempo para cosechar; un tiempo para matar, y un tiempo para sanar; un tiempo para destruir, y un tiempo para construir; un tiempo para llorar, y un tiempo para reír; un tiempo para estar de luto, y un tiempo para saltar de gusto; un tiempo para esparcir piedras, y un tiempo para recogerlas; un tiempo para abrazarse, y un tiempo para despedirse; un tiempo para intentar, y un tiempo para desistir; un tiempo para guardar, y un tiempo para desechar; un tiempo para rasgar, y un tiempo para coser; un tiempo para callar, y un tiempo para hablar; un tiempo para amar, y un tiempo para odiar; un tiempo para la guerra, y un tiempo para la paz." aun cuando actos como matar, destruir, odiar y guerrear son verdaderos derroches, la naturaleza del ser humano parece inexplicablemente dominada por esa sentencia.

"Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches"

sobretodo viniendo del austero y práctico franklin. en realidad para sentir el citado tipo de apremio, ese de que el "tiempo es oro" y se va cxomo agua entre las manos a veces, uno tiene que vivir la vida con un considerable grado de responsabilidad y proyección de futuro realista. así entonces, ya con ciertos hitos proyectados, notaremos que muchas cosas y asuntos no serán para postergarlos demasiado o siquiera postergarlos. la vida pasa rápido y dicha sensación suele sentirse más después de los treinta y tantos cuando todo pareciera venirse sin pausa. no es la idea, creo, volverse un trabajólico o enfermiso concienzudo del tiempo que descuidamos, pero es verdad que si lo aprovechas bien y "a tiempo", tendras muchas satisfacciones y hasta es probable que no tengas que correr tanto al final, cuando ya no se rinda como antes, pero se suspira más. valga el dicho: "a quien madruga, dios lo ayuda". saludos.v.h.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *