Una cosa es saber y otra saber enseñar

exacto, no es lo mismo. me toca ser docente. y lo puedo ver y palpar todos los días, especialmente si quieres transmitir tu experiencia como un hecho que otros deban experimentar. no hay enseñanza verdadera sin amor y todo lo que esto supone... tonypotosino es relativo... si el vocablo otra es excluyente, no estoy de acuerdo. no puede pretenderse considerar ambos actos como harinas de diferentes costales. es preciso aclarar que el saber incluye al saber enseñar. es decir un acto es complemento del otro. nadie enseña lo que no sabe. entiendo que a lo que se refería cicerón, es algo bastante evidente. sé de muchos casos de educadores que saben tanto que su única falencia es, no poseer ni pedaógía, ni vocación de servicio en nuestro exigente apostolado , ni los métodos y técnicas adecuadas para enseñar... tonypotosino es relativo... si el vocablo "otra" es excluyente, no estoy de acuerdo. no puede pretenderse considerar ambos actos como harinas de diferentes costales. es preciso aclarar que el saber incluye al saber enseñar. es decir, un acto es complemento del otro. nadie enseña lo que no sabe. entiendo que a lo que se refería cicerón, es algo bastante evidente. sé de muchos casos de educadores que saben tanto que su única falencia es, no poseer ni pedagogía, ni vocación de servicio en nuestro exigente apostolado , mucho menos los métodos y técnicas adecuadas para enseñar... tonypotosino es relativo... (colofón) y disculpen los errores en mi primera entrada os ofrezco una anécdota a manera de ejemplo: he aprendido mucho de los actos animales. hace años solía observar como el dueño de un cachorro de pastor alemán, daba diariamente, y a la fuerza, una cucharada de aceite de hígado de bacalao. un día se le escapó de sus brazos y accidentalmente derramó el brebaje; luego el pequeño animal se puso a lamer la cuchara. le gustaba el aceite, pero no del modo en se le daba. la anterior anécdota es más que aleccionará, a menudo debemos como docentes aplicar este criterio en cuanto a la enseñanza de la lectura y escritura en los niños, puesto que generalmente ocurre que el alumno es curioso y quiere lo que el profesor tiene en sus manos; sólo falta que se le dé de la manera adecuada.

"Una cosa es saber y otra saber enseñar"

"Una cosa es saber y otra saber enseñar"

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *